Hace unos días, estuve en una fiesta en la que una comediante hizo una presentación de stand-up. Claramente no fue su mejor show. (Es increíble lo incómodo que puede resultar estar frente a un comediante que no te resulta gracioso ni en lo más mínimo). Sólo atiné a sonreír por cortesía. ¿Por qué les cuento esto? Me refiero a lo siguiente: si la gente sólo sonríe, pero no se ríe, probablemente no estemos haciendo las cosas demasiado bien.

Y esto me recuerda a un consejo muy útil que una vez me dio un consultor: “Si haces un estudio para determinar el grado de satisfacción de tus clientes, “satisfecho” definitivamente no es suficiente. Un cliente satisfecho cambiará de proveedor en cualquier momento. Únicamente conservarás los clientes que se sientan “muy” satisfechos.»

Consejos para una excelente atención al cliente

Consejos para atención al cliente

En The TR Company, conocemos bien cuáles son las necesidades básicas de nuestros clientes: traducciones de primera calidad, confidencialidad, profesionalismo, cumplimiento estricto de los plazos… Pero nos proponemos brindarles algo más. En cada proyecto que asumimos, identificamos no sólo sus necesidades, sino también aquello que valora: cosas que aunque no siempre nos las manifiestan expresamente, sabemos por experiencia que son muy valoradas por todos nuestros clientes.

Para lograrlo, hacemos nuestro mayor esfuerzo por ponernos en su lugar. Somos conscientes de que todo lo que el cliente NECESITA y da por hecho, DEBEMOS cumplirlo. Con esto quiero decir que comprometerse a la entrega de una traducción a primera hora y efectivamente hacerlo es una obligación, y no algo que nos vaya a distinguir de la competencia (aunque es bien sabido que no todos cumplen con sus plazos). Para superarnos, debemos dar más de lo que nuestro cliente espera de nosotros.

¿Cómo logramos superar las expectativas de nuestros clientes?

  • Nos esforzamos por que la traducción que realizamos sea un reflejo fiel del documento original. Al leer una traducción nuestra, no debe poder distinguirse si se trata de una traducción o del texto original.
  • En lo posible, enviamos el trabajo listo antes (o mucho antes) del plazo comprometido.
  • Realizamos nuestro mayor esfuerzo para no tener que decirle nunca que no a un cliente.
  • En todos los casos, respondemos los pedidos de nuestros clientes de inmediato, incluso fuera del horario de oficina y durante los fines de semana.
  • Tratamos a nuestros clientes con amabilidad y respeto, sin excepción.

Queremos que nuestros clientes digan: “Son asombrosos”. ¡Y lo logramos!

No hace mucho tiempo uno de nuestros clientes nos escribió: “Hoy realmente nos salvaron. No puedo expresar con palabras todo lo que esto significa para mí. Siempre han sido nuestro proveedor favorito de servicios de traducción y hacen que todo sea más fácil. Y ahora ayudándonos con todo esto que surgió de improviso. No sé qué decir; un “gracias” no alcanza. Mi gratitud y cariño a todos los que nos ayudaron esta noche”.

¡Me alegró el día! En mi opinión, esto es lo esencial en una empresa de servicios profesionales.

banner-elessons-esp