¿Cómo construir tu marca personal desde cero? Te contamos cómo desarrollamos nuestra presencia en Internet para que vos hagas lo mismo. ¡Empezá hoy mismo!

marketing-y-marca-personal-para-traductores-jpg-min

por Manuel Rubina

Convivimos con múltiples marcas y estamos influenciados por todo lo que ellas generan.  Pero ¿qué sucede cuando una persona debe convertirse en su propia marca y vender sus servicios? Esto se conoce como marca o branding personal.

Hay algunos profesionales, como los traductores, diseñadores, profesionales del marketing, entre otros, que suelen decidir trabajar por su cuenta y convertirse en su propia marca. ¿En qué consiste el branding personal?

Es una mezcla entre:

  • lo que sos (tu identidad)
  • lo que los demás ven en vos (tu imagen)
  • lo que marca la diferencia entre vos y tus colegas (ventaja competitiva)

¿Ya empezaste a pensar en cómo se aplica esto a tu caso personal? Empezá a imaginarlo porque ese es el objetivo de este artículo.

¿Qué preguntas hacerse para comenzar?

La marca personal no es algo que se desarrolle de un día para otro, y si no se ordenan los pensamientos y todo lo que queremos comunicar, menos lo entenderá quien reciba la información.

En The TR Company queremos compartir con vos cómo comenzamos nosotros a construir nuestra marca. Hay algunas preguntas que pueden ayudarte a empezar a delinear tu marca personal y lo que te diferencia de tus colegas:

Muchas de estas preguntas las abordamos en las charlas que dicta nuestra presidenta Cynthia Farber en los encuentros de inserción y reinserción en el mercado de la traducción:

  • ¿Quién sos? ¿Cuáles son tus habilidades y pasiones?
  • ¿A qué te dedicas? ¿Cuáles son tus objetivos?
  • ¿Qué formación tenés? ¿Qué experiencia tenés?
  • ¿Qué servicios ofreces? ¿Cuál es tu especialidad?
  • ¿Quiénes son tus clientes? ¿Qué problemas resolvés?
  • ¿Quién es tu competidor? ¿Quién puede colaborar con vos?
  • ¿Qué te hace diferente de tus competidores? ¿Qué te hace especial?
  • ¿Cómo publicitás lo que ofrecés? ¿Qué canales utilizás?
  • ¿Qué dicen tus clientes de vos? ¿Y tus colegas, amigos, etc.?
  • ¿Con qué profesionales te relacionás? ¿Qué contactos tenés?

La importancia de una web o un blog

Algo esencial para nosotros es contar con un espacio donde resumir nuestra formación, experiencia, trabajos hechos y contar de cada uno en la medida de lo posible. Hoy en día la mayoría de las búsquedas de profesionales se da a través de Internet, y es importante tener presencia allí. Además no olvidar crear perfiles en páginas como LinkedIn, ProZ, etc. donde poder hacer contacto con colegas y potenciales clientes.

Hay algunas plataformas como Wix o WordPress que te permiten diseñar tu web en pocos minutos. O  si querés ser un poco más sofisticado podés comprar un host y crear tu web con un dominio .com o .net. No suelen ser muy caros: aproximadamente $200 por año. Esto también te dará dirección de e-mail personalizada con tu nombre.

También recomendamos realizar alguna sesión de fotos con un fotógrafo, o aunque sea con una cámara de buena calidad, para utilizar esa imágenes en tu currículum y la web. Pensemos: ¿no está bueno que si queremos contratar un servicio veamos a la persona a la que podemos llegar a contactar?

Luego, si tu cartera de clientes crece, podes confiar todo el trabajo de presencia web a un profesional, que diseñe una página con las características que te gustan que, por supuesto, se verá mucho más profesional. E incluso, pensar en un community manager que te gestione todas las cuentas como lo hicimos nosotros. Te presentamos a nuestro encargado de Comunicaciones y Marketing, ergo quien dirige toda nuestra estrategia digital: Manuel Rubina. Pero atención, el no tener acceso a un diseñador o CM no debe ser un impedimento para desarollar tu presencia en internet.

Generar contenido

En la web se valora mucha la generación de contenidos nuevos, auténticos y, si tenés experiencia en un ámbito determinado, es muy buena idea compartirla y contarla.

Dentro de la página web se permite abrir un blog. Es importante brindar información de calidad y no copiar y pegar. Podés crear una lista de las cuestiones que se te presentaron cuando comenzaste en tu profesión: ¿qué pudiste solucionar? ¿Qué dudas todavía no pudiste despejar? Hacete un listado y empezá a escribir sobre eso.

Además, si compartís estos artículos en las redes sociales podés llegar a generar networking con otros traductores e incluso, personas de sectores relacionados. Es muy valioso generar una sólida red de contactos.

Pasando en limpio, es importante pensarte como una marca y con alguna característica que te diferencie del resto.

Vos sos tu propia marca, tu propia empresa. Debes reconocer lo que te diferencia de tus colegas y asegurarte tu presencia en Internet. Preocupate por mejorarla, sumando cada vez más material que te fidelice con colegas y que convenza a los clientes de que sos un traductor o traductora que busca a sus clientes y no espera que lo/la vengan a buscar.  Asegurate de ofrecer un servicio de calidad, buscá proactivamente a tu cliente potencial y comunicale acerca de vos, y de tus servicios, de manera efectiva y profesional. ¡Te va a ir bien!

Seguinos en nuestras redes sociales: Facebook Twitter LinkedIn Google+

Tal vez te puede interesar:

banner-elessons-esp