Empezamos el 2018 y con él, la ¿necesidad? de proponernos nuevos objetivos. ¿Qué podés proponerte si sos traductor o traductora? La importancia de un plan.

objetivos-2018-para-traductores-y-traductoras-jpg-min

Cada año es importante proponerse objetivos. Sin embargo, así como en este artículo, el primero del 2018, te sugerimos siete objetivos, también te proponemos diferenciar los objetivos profesionales de los personales, aceptar que es posible y probable que no podamos cumplir todos, y ver qué hacer ante esa situación.

Muchas veces sucede que, al proponernos objetivos, nos gana la ansiedad por cumplir con todos ellos antes de que llegue el esperado (pero temido) fin de año. La ansiedad suele operar como un buen disparador a comienzos del año y nos despierta la energía para generar ideas y emprender nuevas iniciativas. Luego las energías suelen decaer y nos vencen los compromisos diarios, y la rutina. Es MUY IMPORTANTE que delinees un plan de acción para llevar a cabo tus objetivos y que vayas haciendo un seguimiento de los avances (o retrocesos) para poder darte cuenta cuando no son realistas o cuando otros objetivos de mayor importancia o urgencia para tu vida se interpongan. La batalla entre lo urgente y lo importante es eterna.

Es necesario ser conscientes de esto para no caer en la frustración inevitable que sentiremos al no poder cumplir con todo lo que nos propusimos.

Debés proponerte un plan que sea realista y que incluya los recursos que necesitarás, ya sean de dinero, de tiempo o de personas. Los objetivos tienen que ser claros, lo más específicos que puedas. Cuanto más generales sean, más difíciles serán de implementar y más fácilmente los dejarás para más adelante.

También te sugerimos que los objetivos sean en positivo (“hacer tal cosa”) y no en negativo (“no hacer tal cosa”). Apenas le digas a tu mente “no hagas tal cosa” lo primero en que pensará es en hacerlo. Decile mejor qué deseas que haga. ¡Ya verás la diferencia!

¿Estás preparado/a?

  1. Mejorar tu C.V. para optimizar resultados

Hacer tu CV o mantenerlo actualizado son tareas tediosas, llevan mucho tiempo y nos obligan a ordenar información que solemos tener desperdigada por diversos lugares o actividades que no recordamos cuándo o dónde las hicimos. Da un primer paso, empezá a hacerlo. Una vez que tengas “algo” hecho, mejorarlo será mucho más sencillo.

Hay muchos tutoriales en Internet y modelos que podés usar para imitar el estilo o el formato. Pero es realmente muy importante que tu CV sea un reflejo de quién sos vos, y no otra persona.

Prestá atención a estos errores frecuentes en el C.V. de un profesional de la traducción y mejoralo para aumentar tu cartera de clientes.

“Envío mi C.V. y no tengo respuesta”: errores frecuentes

Así como nos parece esencial que comiences el año preparando tu presentación profesional, que es en su forma más básica tu CV, también te sugerimos que te propongas abrirte un perfil en Linkedin. Aquí, al igual que con tu CV, lo esencial va a ser que esté completo y actualizado. Luego, deberás sostener actividad en la red para que te dé buenos resultados.

Más adelante, te proponemos que tengas tu perfil en ambos idiomas. Esto es esencial para cualquiera que le “hable” al mundo, pero más aún para los traductores.

La importancia de tener tu perfil en LinkedIn en dos idiomas

  1. Conseguir nuevos clientes (vos decidí cuántos)

Los traductores pueden trabajar para una variedad muy grande de clientes. Personas que necesitan ocasionalmente algún trámite personal, como traducir su CV o su partida de nacimiento o título universitario, o empresas de las más diversas industrias. Hoy la Web y las redes profesionales como LinkedIn son herramientas extremadamente útiles que debés aprovechar.

Por otra parte, el cliente más fácil de contactar para un traductor es la agencia de traducción. Trabajar para una agencia tiene sus pros y sus contras. Nosotros creemos que son muchos más los beneficios, pero esto es ya una apreciación personal.

Te recomendamos que envíes tu C.V. a agencias de traducción tanto en Argentina como en el exterior.

En este artículo, te contamos 5 razones por las cuales es conveniente trabajar para una empresa de estas características.

5 razones por las cuales conviene trabajar para una agencia de traducción

  1. Mejorar tus habilidades de negociación

Para todo profesional la negociación es muy importante. Los traductores no somos una excepción. Negociamos tarifas, plazos de entrega, y cualquier otra condición en nuestra contratación.

Negociar no es tarea sencilla. Todos queremos ganar y siempre creemos que, para hacerlo, debemos luchar contra el otro. Hay formas más inteligentes y eficaces de negociar y llegar a acuerdos.

En este nuevo año que comienza te invitamos a mejorar tus habilidades de negociación y de comunicación leyendo alguno de los libros que te recomendamos en nuestro artículo sobre negociación.

10 libros recomendados sobre negociación

  1. Seguir capacitándote

El principal diferencial que vas a poder tener como profesional es tu conocimiento. Un profesional nunca termina de aprender. Los traductores traducimos textos de toda índole, comerciales, jurídicos, y técnicos que incluyen miles de áreas como la medicina, la ingeniería, etc.

Es importante elegir cursos de calidad en instituciones de renombre o que te recomienden colegas de tu confianza.

Sabemos que no es fácil encontrar el tiempo para tomar estos cursos y también que son costosos.

En The TR Company organizamos múltiples actividades sin costo (pero con alto valor agregado) para nuestros colegas y clientes. ¡Enterate de cada una de ellas e inscribite para aprovecharlas al máximo!

Actividades sin costo, pero con valor

  1. Rentabilidad y productividad, dos conceptos que tenés que tener en cuenta

Ser freelance es tal vez el sueño de cualquier trabajador: poder trabajar desde casa, no tener horarios demasiados estrictos y muchos otros beneficios. Sin embargo, esta libertad puede atentar contra nuestra productividad y llevarnos a la procrastinación.

Por otra parte, hay muchas cosas que podés hacer para evitar “perder” tiempo valioso (“time is money“, ya lo sabemos), aprovechar mejor tu tiempo y optimizar tu productividad.

En este artículo, Manuel te recomienda varios «tips» muy útiles.

8 consejos para aumentar tu productividad como traductor

  1. Ordená aspectos administrativos y contables

Como te decíamos en el punto anterior, es importante que tomes las riendas de tu actividad que no solo es profesional, sino que también es comercial y te manejes entendiendo el aspecto negocial de la relación con tu trabajo y con tus clientes.

Una buena manera de empezar bien el año es organizar muchas cuestiones que, como no nos gustan, solemos dejar siempre para más adelante.

¿Tenés tu CUIT? ¿Mandaste a imprimir tu talonario de facturas? ¿Te recategorizaste en el monotributo?

Son muchas las cosas que debemos hacer para trabajar profesionalmente. The TR Company confía estos temas a Estudio del Amo, una empresa contable con más de 13 años de experiencia, que brinda soluciones contables a traductores y trabajadores independientes.

Si querés un buen asesoramiento de gente que conoce nuestra actividad y te va a prestar atención, contactalos: www.estudiodelamo.com

  1. Buscá el balance entre el trabajo y tu vida personal

Tanto si te sobra el trabajo como si te falta, es muy probable que cualquiera de estas situaciones ponga en jaque tu vida personal, familiar o social.

Es importante que te esfuerces por lograr un equilibrio sano que te permita ser feliz con tu profesión y no sufrirla.

Para cada uno esto significará algo distinto seguramente y variará lo que cada uno pueda o quiera hacer para hallar ese balance. Nosotros te proponemos que te pongas un horario laboral, para que el trabajo freelance no abarque todo tu tiempo disponible. Luego podrás hacer excepciones (pero que no se conviertan en reglas). Y es muy importante que te generes “escapes” de ocio, de disfrute. Puede ser simplemente una caminata, o salir a andar en bici media hora, o una clase de yoga, encontrarte a tomar un café con una amiga o amigo, o simplemente tirarte en un sillón a escuchar música. Cocinar. Pintar. Escribir. Los traductores somos, casi sin excepción, artistas. Mantengamos vivo el espíritu artista.

RECORDÁ QUE si no lográs cumplir con algún objetivo, no es el fin del mundo y podés siempre volver a intentar. Sin embargo, es importante aprovechar para analizar qué cuestiones interfirieron y qué acciones podés tomar para evitar que vuelva a sucederte y resolverlo. Si se trata de un objetivo que continúa siendo deseable, volvé a proponértelo. Nada valioso se logra sin esfuerzo.

Estos objetivos que te sugerimos no son más que ideas con base en nuestros contenidos y con los cuales podemos colaborar.

Contanos: ¿qué objetivos te proponés para este año?

Y para cerrar el artículo nos gustaría compartir esta imagen para invitarnos a todos a la reflexión y a confiar más en nosotros, siempre:

image1

Tal vez te puede interesar:

lecciones de inglés gratuitas